Dragon Data

De El Museo de los 8 bits
Saltar a: navegación, buscar
Dragon Data Ltd.
Dragon sign in Valetta.jpg
Tipo Subsidiaria
Industria Hardware para computadoras
Fundación 1982
Fundador(es) Mettoy
Desaparición 1984
Sede central Kenfig, Port Talbot, Gales
Ámbito Europa
Personas clave Tony Clarke, Kevin Stephens
Productos Dragon 32, Dragon 64, Dragon 200
Logotipo GEC-Dragon
Dragon 32, 64 y 200
Exterior de la fábrica
Factoría en Kenfig, Port Talbot
Kevin Stephens entregando un Dragon 64 a Gareth Tuttiett en el exterior de la Factoría
Unidades de disco

Dragon Data fue una compañía galesa fabricante de los ordenadores domésticos Dragon 32 y Dragon 64, basados en el microprocesador Motorola MC6809E, el SN74LS783/MC6883 Synchronous Address Multiplexer (SAM) y el Motorola 6847 Video Display Generator (VDG). La entrada/salida la llevan a cabo dos PIAs (Peripheral Interface Adaptors) MC6821. Ambos son pseudoclones del Tandy TRS-80 Color Computer ("CoCo"), lo suficientemente diferentes como para eludir problemas legales, pero ambos basados en los mismos componentes de Motorola. Los Dragon además tienen la circuitería adicional para convertir la salida NTSC del chip a PAL.

Historia

El director de la juguetera Mettoy, Tony Clarke decide entrar en el negocio del ordenador doméstico como una salida a las dificultades de la compañía. Logra de Motorola Inglaterra una línea de crédito y precios especiales por usar sólo chips Motorola (el mercado inglés estaba virtualmente repartido entre Zilog y MOS Technology), y encarga en septiembre de 1981 al PAT (PA Technology) Centre, de Cambridge el diseño del nuevo ordenador, para el que se crea la subsidiaria Dragon Data Ltd. [1] En octubre Ian Thomson Bell es encargado de diseñar el prototipo del Dragon como parte del proyecto SAM[1].

Por otra parte, se debe hacer referencia a que se seleccionan los Motorola 68833 (SAM), Motorola 6847 (VDG) y Motorola 6821 (PIA) de Motorola por razones de eficiencia en su funcionamiento.[2]

Se licencia con Microsoft el Extended BASIC que le saca todo el partido a los chips y ayuda a eludir problemas legales, al reescribir todos los tokens. Se encarga a Duncan Smeed de la Universidad de Strathclyde la conversión. En ella se detecta un problema de lentitud del bucle de lectura del teclado y se corrige, lo que acelera notablemente el software. Además se reescribe el mapa del teclado respecto del CoCo (una Q en el Dragon es un 1 en el CoCo) y la PIA que lo lee se encarga también del puerto paralelo que se incluye como diferencia respecto del serial del CoCo.

En noviembre se muestra a la dirección de Mettoy el primer prototipo, que decide la contratación del PAT para el diseño de la producción.[1] Se llama Pippin a los prototipos, de los que se fabrican al menos 20, que se incluyen en cajas de material dental.y son enviados a colaboradores y desarrolladores.Todos ellos, y los primeros 10000 equipos manufacturados son máquinas de 16 Kilobytes de memoria RAM. Se toma la decisión del cambio a 32 KB por la noticia de que del Sinclair ZX Spectrum se iba a distribuir una versión de 48 KB además de la de 16 KB, pero ya es tarde para los primeros equipos, por lo que se les tiene que añadir una placa hija con la ampliación de memoria. El resto de la producción ya se hace con la nueva placa de 32 KB.

Gracias a su red de distribución Mettoy logra colocar el equipo en la cadena Boots. El equipo de venderá por un precio inicial de 199,50 £

En octubre de 1982 las finanzas de Mettoy no andaban muy boyantes. Si los bancos proporcionaran la financiación necesaria para expandir la línea de producción del Dragon todo estaría resuelto, pero se negaron. La dirección de Dragon Data, mediante Tony Clarke, persuade a varias instituciones financieras de refinanciar Dragon Data. De este modo Mettoy queda con un 15,5%, la Oficina de Desarrollo de Gales con un 23% y Pru-tech (la división de alta tecnología de la aseguradora británica Prudential Insurance) el paquete mayor con un 42%. Como parte del acuerdo con la Oficina de Desarrollo de Gales, la producción se traslada a una fábrica mayor abandonando la de Mettoy (cuya insuficiencia contribuirá a la caída de la juguetera) en Kenfig, Port Talbot

1983 comienza bien. Tras la campaña navideña se han vendido unos 40.000 Dragon 32, Dragon Data es la mayor compañía privada de Gales, y las cadenas Spectrum, Dixons y Comet se habían sumado a Boots. Algunos técnicos argumentan que se debe mejorar el diseño de placa para poder competir con el Commodore 64 y el Sinclair ZX Spectrum, pero reciben una pequeña asignación, pues no está en los planes el competir en precio.

En marzo de 1983 se hacen planes para pasar de 5.000 a 10.000 Dragones cada semana, algo ingenuo pues era pretender que se mantendría el nivel de ventas de Navidad, aunque a la larga contribuyó a extender el rango de hardware, y se planearon nuevos accesorios. Una unidad de disquete de simple cara con el sistema operativo OS/9 de Microware se pretende lanzar por 275 £ en abril. También se planean ampliaciones a 64 Kb, dos interfaces RS-232C y una tarjeta de 80 columnas. Además se define un ordenador para competir con el BBC Micro y otro para competir por el mercado de IBM/Sirius

Abril llega con un retraso en la unidad de disco, lo que favorece a Premier Microsystems que lleva meses ofreciendo una a Dragon; Dragon Data está encarando en ese momento en un problema que Premier ya ha solucionado. Se llega a un acuerdo con Tano Corporation de Nueva Orleans para que distribuya el Dragon 32 en Estados Unidos, a lo que contribuye que Tandy renuncia a ejercer acciones legales (Tandy carece de patente del CoCo en Inglaterra y para cuando se terminara el juicio ambas máquinas ya estarían obsoletas). Se lanza Dragon User, un magazine especializado en el Dragon.

En mayo de 1983 se anuncia un cambio de placa madre para ampliar a 64 KB y dotarlo de interfaz serie por 75 £, pero acabara concretándose en la sustitución por la placa del Dragon 64. esto evita incompatibilidades y el tener que mantener dos líneas de productos. Se cierra definitivamente el acuerdo con Tano, que se encargará de distribuirlo en Estados Unidos, Canadá y el Caribe. Se le ha escogido por tener experiencia en automatización marítima con equipos basados en 6809, y por haber distribuido su propio clon del Apple II (diseñado en Holanda y fabricado en Corea). De 4.000 potenciales distribuidores se seleccionan 400-500 (que se ampliará a 1.500 cuando la producción semanal se incremente a 2.000 máquinas por semana)

En agosto el Dragon 64 se comienza a vender a 399 $ en Estados Unidos y 225 £ en Inglaterra. El manual americano está mejorado, incluye hoja de cálculo, mail-merge y el procesador de texto Telewriter 64. Se justifica públicamente por los menores costes al no tener que adaptar a PAL la señal de vídeo. Por lo demás las máquinas son idénticas.

Tano comienza a diseñar con Dragon Data el nuevo Dragon 128, que contará con 128 KB, dos procesadores 6809, keypad numérico y poder escoger al arrancar OS/9.

Las malas decisiones tomadas con la sobreproducción pasan factura y se obliga a Tony Clarke a dimitir. Se pide a GEC (General Electric Company, la mayor eléctrica de Inglaterra con intereses en Defensa y satélites entre otros) que proporcione un nuevo ejecutivo, y así se hace (no debe extrañar pues Prutech es uno de los mayores accionistas de GEC).

El retraso con la unidad de disco es aprovechado por Cumana para lanzar su propia unidad, con DeltaDOS como sistema de disco. Aunque es más cara que la oficial de Dragon, su DeltaDOS es mejor que el DragonDOS, al carecer de bugs y presentar un zócalo para incorporar más utilidades en ROM como un ensamblador. En ambos casos se trata de un cartucho que se conecta en el lateral derecho, y desde él mediante conectores Shugart, a las unidades externas.

El Dragon 64 se acaba presentando pero no llega a tiempo del PCW Show por una mísera semana, perdiendo una ocasión. No se cumple tampoco el plazo dado para lanzar a la vez el OS/9, lo que perjudica el objetivo fijado por el nuevo ejecutivo para posicionarse en el mercado profesional.

Por el contrario de Francia llegan buenas noticias de venta, y Tano acaba de participar en el Color Computer Exposition '83 en Pasadena (California), y el Tano Dragon con unidad de disco ha logrado más atención que el anuncio de Tandy del CoCo II con 64 KB. Se esperaba que esto moviera a programadores de CoCo a convertir sus juegos y utilidades al Dragon, y que a su vez en Inglaterra se siguiera el camino inverso. Pero ningún programador de Dragon se decide a dar el paso. Es más, los mejores juegos se traen de Estados Unidos en versión CoCo, Dragon Data o Microdeal lo convierten al Dragon y además de venderse en Inglaterra vuelve ya empacado a Estados Unidos para ser distribuido por Tano.

El programa de actualización (llevas el Dragon 32 al distribuidor, pagas 140 £ y te llevas un Dragon 64) no acaba de cuajar. Commodore había usado este método con éxito para pasar del VIC 20 al Commodore 64, pero ahí se producía una ruptura de compatibilidad del soft, con una máquina mucho más avanzada. Pero el Dragon 64 sólo ofrece más memoria y una interfaz serie. Y eso con una máquina que no llega al año.

En febrero se publica Inside the Dragon un libro de Duncan Smeed e Ian Sommerville que pasa revista al Dragon, su ROM y hardware y como exprimirlos. Y al fin llega el OS/9 a las tiendas. Este sistema operativo multitarea, modular, multiusuario y tipo Unix se vende por 40 £ y pueden adquirirse más aplicaciones, de procesadores de texto, bases de datos, etc., a programas de contabilidad y paquetes de desarrollo en C, Pascal y BASIC09. Es bien recibido por los usuarios con unidad de disco.

En abril se anuncian los nuevos planes con dos equipos de los que se muestran prototipos. El Dragon Alpha es una máquina con 64 o 128 Kb, unidad interna de 3,5 con una segunda en opción, DOS y controladora de discos integrada, fuente de alimentación interna, generador de sonido de tres canales, monitor RGB y, siguiendo la visión de un futuro conectado expresada por su director, módem integrado certificado por British Telecom (la telefónica inglesa) para acceder a los incipientes MUDs (Multi-User Dungeon, el equivalente de entonces a los universos virtuales como el de Blizzar), Prestel (el servicio de videotex británico) y las BBS

Por el contrario el Dragon Beta sigue la senda del Dragon 128 de Tano, con dos procesadores 6809, 256 KB ampliables a 768 KB y dos unidades de disco internas del 3,5 y una unidad externa de disco duro. Monitor RGB, gráficos a 20*256*16 colores, 640*512*4, 640*256*4, 320*256*4 y un modo teletexto de 160*72. La CPU sería una caja cuadrada sobre la que poner el monitor, con teclado con keypad separado, lápiz óptico, joystick, ratón, puerto paralelo, cuatro puertos serie, módem integrado con velocidades de 1200/75 (teletexto), 1200/1200 y 300/300 baudios y tarjeta de red. Esto con el OS/9 le permitiría hacer de servidor de ficheros.

Con los prototipos fabricados y las máquinas listas para entrar en producción en julio de 1984, Dragon User se ve forzado a cambiar la editorial justo antes de imprimir debido a las desastrosas noticias recibidas de la dirección. A primero de año la cadena British Home Stores decide dejar de distribuir el Dragon 32, saldándolo. Su rival Boots responde con más ventas y comienza a saldar también el software. Dixon lo sigue en abril. El Dragon 32 es una máquina obsoleta en términos informáticos, el Dragon 64 es poco más que una ampliación de memoria y el retraso en las unidades de disco y el OS/9 (que hubieran cimentado el mercado) han dañado su mercado. Dragon Data no logra el flujo de caja necesario para llevar adelante sus planes y cae en bancarrota.

Por el lado americano, no se tiene noticias de Tano, que ha dejado de soportar al Dragon. Tandy se interesa por Dragon, pero el mantener las garantías vigentes de los usuarios de Europa y Estados Unidos pesa demasiado y en agosto retira su oferta. Suenan otros nombres como Philips, pero al final es la española Eurohard quien compra los derechos.[3]

Eurohard ha sido distribuidor de Dragon en España. Su dirección logra el respaldo financiero del Instituto Nacional de Industria de España (INI) y de la Sociedad para el Desarrollo Industrial de Extremadura (Sodiex), que toman un 10% y un 40% de Eurohard. El resto es aportado por financieros como Eduardo Merigó (entonces portavoz de Visa España). Las oficinas se dejan en Madrid y la producción del Dragon pasa a Casar de Cáceres, Extremadura[4]. Dragon ha estado desarrollando en secreto el Dragon MSX, fabricado por Radofin (la misma empresa que creó el Mattel Aquarius) en Oriente, y Eurohard se centrará en esa rama dejando de lado los Alpha y Beta, mientras sigue fabricando sus Dragon.

En el acuerdo los empleados de de Dragon Data en Gales pasan a formar Touchmaster, una nueva empresa que se dedica a fabricar tabletas gráficas para todos los ordenadores (incluyendo por supuesto al Dragon).

Referencias

  • Smeed, D.; Sommerville, I. (1983). Inside the Dragon. Addison-Wesley. ISBN 0-201-14523-5
  • Vander Reyden, John (1983). Dragon 32 programmer's reference guide. Beam Software/Melbourne House. ISBN 0-86161-134-9.

Enlaces externos